Carmen Alicia La Roche
Biografia elaborada por:
Magaly Pedrique de Aulacio
Carmen Alicia La Roche de Beaujon nació en Barcelona, estado Anzoátegui, el 1 de enero de 1924. Es hija de Rafael La Roche y Mercedes González de La Roche. Se casó con Félix María Beaujon Beaujon, conocido cariñosamente como "Pito", y tiene tres hijas: Beatriz, Carolina y Diana. Tiene seis nietos. Es viuda desde 1989.
 
Estudió primaria en Caracas, en el Colegio Limardo, en la Escuela Federal Luis Razetti y en Escuela Anexa a la Normal de Maestras. Estudió su bachillerato y se graduó con honores en el Liceo Andrés Bello de Caracas. En 1938 recibió el Premio Pedagógico Rotario Egidio Montesinos del Rotary Club de Caracas. En 1943 se graduó de Técnico de Laboratorio en un curso dictado en el Instituto Nacional de Higiene del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS). Se graduó Summa Cum Laude de Doctor en Farmacia en la Universidad Central de Venezuela (UCV) el 30 de julio de 1947. Su tesis de grado versó sobre el método Oxford en la valoración de la penicilina. Participó en la Cátedra de Microbiología de la Escuela de Farmacia como jefe de trabajos prácticos con categoría de profesor Agregado, desde 1947 hasta 1953. En el año 1945 comenzó a trabajar como auxiliar de la Sección de Microbiología; en 1947 es nombrada Químico Farmacéutico II en la Sección de Análisis de Drogas y Alimentos. En 1948 es nombrada Farmacéutico Bacteriólogo, adscrita a la Subsección de Bromatología, del Departamento de Microbiología de la División de Control del Instituto Nacional de Higiene. En 1948 dirigió la tesis de grado de Doctor en Farmacia de Guillermo Ramírez Castillo titulada "Control bacteriológico de las bebidas gaseosas de mayor consumo en Caracas".
 
Es miembro fundador de la Sociedad Venezolana de Microbiología. Asistió al VI Curso Internacional de Microbiología e Higiene de Alimentos realizado en la Facultad de Farmacia en 1970, bajo el patrocinio del Centro Latinoamericano de Enseñanza e Investigación de Bacteriología Alimentaria (CLEIBA). Para dedicarse a la atención de su casa, dejó de trabajar desde septiembre de 1953 hasta marzo de 1969, cuando se incorporó nuevamente a la Sección de Alimentos como Microbiólogo II hasta enero del 1974 cuando se retira definitivamente. En 1974 es nombrada representante del Colegio de Farmacéuticos del Distrito Federal y Estado Miranda, para el área de Microbiología, en la Comisión de Farmacopea y Formulario.
 
Conocí a Carmen Alicia en 1972, cuando como cursante de la Mención de Microbiología de la Facultad de Farmacia, acudí al Instituto Nacional de Higiene para realizar una investigación bibliográfica sobre Microbiología de Alimentos. La sencillez y humildad con la que me atendió me hizo tomarle cariño de inmediato. El año siguiente comencé a trabajar en esa institución y desde entonces hemos desarrollado una gran amistad. Con bastante frecuencia salimos al cine, al teatro o a visitar a otros de mis viejitos, como cariñosamente los llamo. A pesar de la diferencia de edad, me encanta compartir con ella, puedo conversar cualquier tema y acudir en busca de sus sabios consejos; siempre digo que ella es la mujer más inteligente que conozco. Es una mujer muy luchadora, una de sus pasiones es hacer gestiones para resolver los problemas de la comunidad, siendo miembro destacado del Movimiento Vecinal del Sureste de Caracas y de la Asociación de Propietarios y Residentes de Prados del Este (ASOPRAES), de la que llegó a ser presidente. También es ecologista y abanderada de las campañas de reforestación de las áreas verdes del municipio Baruta. Es una lectora incansable, muy preocupada por el acontecer nacional; invierte muchas horas a la semana en una lectura minuciosa de la prensa y recorta y nos guarda a todos sus allegados lo que considera que sea de nuestro interés, incluyendo hasta las caricaturas y tiras cómicas. Es para mí un placer poder en esta corta reseña dejar una semblanza de alguien a quien admiro y quiero tanto.