Enrique Tejera
Biografia elaborada por:
José J. Gutiérrez Alfaro y Elsa La Corte
 
Enrique Guillermo Tejera Guevara, quien a través de los años sería conocido como "El doctor Tejera", "El maestro Tejera" y "El sabio Tejera", nació en Valencia el 5 de septiembre de 1889, siendo sus padres el abogado Enrique Tejera y Carmen Guevara Zuloaga de Tejera.
 
Sus estudios de primaria los realizó en el Colegio Cajigal y la educación secundaria en el Colegio de La Universidad, graduándose de bachiller en 1907. Ese mismo año ingresa a la Universidad Central de Venezuela para estudiar Medicina. Durante sus años de estudiante tiene gran preferencia por los trabajos de Bacteriología y, en 1912, tiene que abandonar el país, perseguido a causa de su condición de líder estudiantil. Va a Francia y estudia Medicina en la Universidad de La Sorbona, en París, donde también asiste al laboratorio del célebre parasitólogo E. Brumpt. Durante la Primera Guerra Mundial ingresa en calidad de practicante voluntario en el Cuerpo Médico del Ejército de Francia, en 1915 y 1916. En 1917 obtiene el título de Médico Colonial. Sigue cursos de Bacteriología en el Instituto Pasteur de París y regresa a Venezuela, gracias a la influencia de un amigo suyo con el General Gómez.
 
Contrae nupcias en 1917 con la señorita Valentina París, con quién tiene un hijo, Enrique Tejera París, quedando viudo en 1936. Obtiene el doctorado en Ciencias Médicas en la Universidad Central de Venezuela. Ingresa como médico a la Caribbean Petroleum Co. en los campos petroleros del Zulia; allí, con su inseparable microscopio, inicia sus investigaciones en Parasitología, descubre la enfermedad de Chagas en Venezuela, leishmaniasis en los ulcerosos de la región, reporta dos casos de malaria congénita y diagnostica la disentería amibiana. En 1919 regresa a Caracas e ingresa al Laboratorio de Bacteriología y Parasitología de la Oficina de Sanidad Naciona. Se le comisiona para viajar al estado Táchira para investigar la causa de una epidemia de disentería, viaja con su microscopio y medios de cultivo adecuados para el estudio bacteriológico. Aísla por primera vez en Venezuela una especie de Shigella y con sueros enviados por el Dr. Whatman desde Curazao, identifica la bacteria como Shigella flexneri. Encuentra casos de disentería mixtos por Shigella y amiba. Encuentra el vector de la fiebre recurrente (Ornithodoros), descubre la tripanosomiasis del ganado y comprueba en las ratas la Spirochaeta morsus muris .
 
El doctor Arnoldo Gabaldón, excelente sanitarista y muy amigo del doctor Tejera, expresa: "él había identificado la leptospirosis icterohemorrágica y la tuberculosis bovina, hasta entonces desconocidas en Venezuela; ignoro los motivos por los cuales no los publicó". El doctor Tejera se destacó también por sus estudios sobre los hongos. El doctor Marcel Roche expresó al respecto: "El doctor Tejera, en toda su vida estudió 17.000 muestras de tierra y aisló aproximadamente treinta y dos variedades de hongos". La muestra de tierra en la cual se aisló Streptomyces venezuelae , según su viuda, señora Elsa Morazani, fue recogida del mercado de Chacao. El doctor Antonio Sanabria escribe: "En una muestra tomada en 1947, Burkholder aisló del Streptomyces venezuelae el cloranfenicol, y en 1948 Bertz logró obtener en forma cristalina el antibiótico que bautizó como cloromicetina".
 
Algunos cargos desempeñados por el doctor Tejera fueron: Presidente del Ateneo de Caracas; Presidente de La Cruz Roja Venezolana; en 1936 fue nombrado Ministro de Sanidad y Asistencia Social. Su labor como ministro se caracterizó por la reorganización de los servicios técnicos existentes y la creación de nuevos organismos. También se desempeñó como presidente y director del Instituto Nacional de Higiene; ejerció la Cátedra de Medicina Tropical de la UCV; fue ministro plenipotenciario en el Reino de Bélgica, ministro de Educación Nacional, director ad-honorem del Instituto de Cultura Popular, ministro plenipotenciario en las repúblicas de Uruguay y Paraguay, presidente del estado Carabobo, presidente de la Federación Médica Venezolana, presidente de la Confederación Médica Panamericana, residente de la Sociedad de Ciencias Naturales, residente del Centro Venezolano-Francés, entre otros. En 1943 contrae matrimonio con la señorita Elsa Morazani, gran compañera hasta su muerte, que acaeció a los 91 años de edad.
 
Fue miembro de muchas sociedades científicas y recibió numerosas distinciones honoríficas, entre éstas la Orden al Mérito en el Trabajo en su Primera Clase; Medalla de Instrucción Pública; Orden Francisco de Miranda; Gran Cordón de la Orden del Libertador; Medalla de Oro de la Federación Médica Venezolana; Gran Cordón de la Orden de la Corona de Bélgica; Gran Cordón de la Orden del Cóndor de Los Andes-Bolivia; Comendador de la Orden Carlos J.Finlay de Cuba; Comendador de la Orden do Cruzeiro do Sul Brasil; Oficial de la Legión de Honor, Francia; Medalla Nocht del Instituto de Medicina Tropical de Hamburgo, Alemania.
 
Queremos recordar en esta oportunidad las palabras que el doctor Tejera expresó para descubrir el origen oficial de la Sanidad en Venezuela: "Lejos está el día en que vino al mundo de nuestra tierra aquello que la gente de la calle dio en llamar "la sanidad", denominación que escuché mucho en mi infancia. Ha de decirse que, al nombrarla de este modo, lo hacían con respeto, pero se mezclaba con un poco de temor. Nació en una casa muy modesta por cierto, una casona colonial venida a menos por los vaivenes de la vida. Sus padres fueron el miedo y la muerte. La temida peste bubónica la hizo nacer en 1909, y muy pobre, muy humilde y entre timideces, nació la Sanidad". El doctor Antonio Sanabria, estimado amigo, ha manifestado: "La vida dilatada y fructífera del doctor Enrique Tejera merece una biografía completa, tan necesaria en nuestros valores cívicos siempre opacados". En su vida de 91 años dedicados al servicio de la Patria, se destacó como médico, bacteriológo, micólogo, profesor, investigador, sanitarista, conservacionista, humorista, orador y político.
 
El doctor Tejera falleció el día 28 de noviembre de 1980. Quienes tuvieron la oportunidad de tratarlo frecuentemente y muy cerca lo retratan como de gran personalidad, conversación siempre ágil, fácil, interesante, con estilo que se tornaba sarcástico e irónico cuando algo no le agradaba, contándose interesantes anécdotas de este singular personaje. El Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel" editó en 1986 un volumen especial de su revista: "Enrique Tejera: Recuerdos de una vida dedicada al servicio del país"(Vol. XIV, números 1-2-3-4, 1981), con valiosa información de su vida y obra, con la colaboración de distinguidos profesionales. La coordinación estuvo a cargo del doctor Siegbert Holz. Es un deber y un honor hacer esta nota biográfica del doctor Enrique Tejera Guevara para publicarla en el Boletín de la Sociedad Venezolana de Microbiología (SVM) correspondiente al año1993, ya que en este año dicha sociedad científica cumplió cuarenta años de fundada, y fue el doctor Enrique Tejera uno de sus fundadores, junto con un grupo multidisciplinario de valiosos profesionales, habiendo sido nombrado aquel memorable día 14 de abril de 1953 primer Presidente de la SVM, cargo que desempeñó hasta 1957. En 1966, en asamblea anual de dicha sociedad, se le designó Presidente Honorario. Las Jornadas Venezolanas de Microbiología realizadas en Mérida, del 4 al 7 de noviembre de 1981 fueron bautizadas con el nombre " Dr. Enrique Tejera" y por aprobación de la Asamblea Anual de La SVM, también se realiza en el marco de cada Jornada o Congreso de esta sociedad una "Conferencia Magistral Dr. Enrique Tejera". El espíritu y recuerdo del doctor Enrique Tejera debe estar siempre presente en los microbiólogos venezolanos.