Luis Bilbao
Biografia elaborada por:
Ane Miren Bilbao
Luis Bilbao Líbano nació el 29 de noviembre de 1902 en Leioa, pueblo de la Provincia de Vizcaya, País Vasco, Península Ibérica. Hombre honorable, hijo, esposo y padre ejemplar, respetuoso y respetado, honrado y recio, buen amigo y buen compañero del dominó y quien sin perder su buen humor supo afrontar todas las vicisitudes de la vida, junto a su inseparable esposa María Dolores Corta Uribarren. Tuvo seis hijos: Miren Jayone (Economista), Joseba (Médico Cirujano), Miren Agurtzane (Arquitecta), Ane Miren (Farmacéutica), Miren Elixabete (Bióloga) y Mikel Gotzon, fallecido en su tierna infancia; trece nietos todos profesionales universitarios y cuatro biznietos. Sus padres fueron Valentina Líbano Real de Azua y Vicente Bilbao Icaza. Sus hermanos: Antonia, Sabino, Pascual, Pascuala, Camilo, Josefina, María Dolores y José María.
 
Cursó sus estudios de primaria en Leioa y de secundaria en el Instituto de Bilbao. Estudió en la Universidad de Madrid, graduándose en 1927 de Licenciado en Medicina y Cirugía y en 1929 obtuvo su doctorado con título otorgado por el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes en nombre de S.M. el Rey Don Alfonso XIII, para ejercer la profesión de médico cirujano. Durante su ejercicio profesional le tocó asumir diferentes cargos y responsabilidades: interno en el Hospital Civil de Bilbao (1924-1927); médico por concurso de oposición del laboratorio del Hospital Civil de Bilbao (1927-1936); Pensionado al extranjero por el Hospital Civil de Bilbao (1928); dos meses en los laboratorios de los profesores M. Labbé y Neveux en París y seis meses en los laboratorios de investigación en la Universidad de Estrasburgo a cargo del Profesor L. Blum; miembro de la Comisión Organizadora de la Universidad Vasca (1936); secretario de la Facultad de Medicina de la Universidad Vasca y Profesor de Fisiología de la misma (1936); Inspector General de Sanidad de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Euzkadi(1936); autor del proyecto del Departamento de Sanidad, luego sancionado por el Gobierno de Euzkadi, y de la Organización Sanitaria de Euzkadi en forma integrada que afectaba a 2.000.000 de habitantes en cuatro regiones: Alava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra (1937).
 
En 1937, comienza una de las etapas más difíciles de su existencia. Se desata la Guerra Civil Española y es desterrado. Pasa a Francia y es nombrado por el Gobierno de Euzkadi director de la Asistencia Sanitaria de la población vasca evacuada y refugiada en ese país. Debía censar a la mayor parte de la población evacuada, ubicarlos, crear refugios, albergues, crear servicios sanitarios mínimos en los que ameritaban crear sanitarios antituberculosos pulmonares y osteo-articulares para los 360 evacuados de Gorliz (Sanatorio de enfermedades pulmonares de Vizcaya). En Bidart, Francia, creó el Hospital "Laroseraie" (antiguo hotel de lujo) para 400 heridos evacuados de Santoña, después para evacuados de Aragón y más tarde para los evacuados de Cataluña. Este hospital después fue mixto: 200 camas para heridos de guerra y 200 para enfermos civiles. Todo este trabajo se pudo realizar gracias a los sindicatos médicos franceses de Burdeos, París y Bayona, de quienes obtuvo la autorización de que los médicos vascos refugiados en Francia; podían atender Ad Honorem a toda la población refugiada. Siempre estuvo muy agradecido a esta gran concesión. Esta labor fue extendida a los evacuados de Cataluña en 1939-1940. Prestó asistencia en la frontera y los campos de concentración, según se iban instalando, creando servicio médico en cada campo, con médicos evacuados que quisieran colaborar con las autoridades de la Sanidad Militar francesa.
 
En 1941 fue evacuado junto con su familia para África. Allí pudo trabajar en el Instituto Pasteur de Dakar, como colaborador durante cinco meses y como asistente en el Instituto Pasteur de Casablanca, donde pudo apreciar la Organización de dichos Institutos y los sistemas peculiares de inmunización: antimalárica, antirrábica y antivariólica. En este mismo año, salió de Casablanca hacia América, siendo su destino Venezuela donde finalmente llegó el día 10 de diciembre de 1941, al Puerto de La Guaira, luego de once meses de deambulación por el Atlántico. Para esta fecha ya la familia había crecido: esposa, dos hijos nacidos en Francia y una hija de un mes nacida en el barco Quanza de bandera portuguesa.
 
El 14 de julio de 1942 fue nombrado por la Dirección de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS) fiscal viajero de laboratorios de las Unidades Sanitarias perteneciente a la División de Unidades Sanitarias, cuyo jefe era el Dr. Ricardo Archila. Entre los años 1943 y 1946 fue nominado técnico viajero de laboratorios dependiendo de la División de Unidades Sanitarias. En 1946 obtiene su título de médico venezolano mediante reválida en la Universidad de Los Andes. Entre los años 1946 y 1975 fue médico adjunto y supervisor de laboratorios de la División de Laboratorios, con diferentes menciones incluyendo la de médico jefe de Salud Pública. Se jubiló en el año 1975 habiendo cumplido con el país que lo albergó, con una labor sanitaria ininterrumpida de treinta y tres años de servicio a favor de la población venezolana. Al mismo tiempo atendió diariamente a sus pacientes particulares quienes tenían profunda fe profesional y personal en él.
 
Luis Bilbao colaboró con el Departamento de Química del Instituto Nacional de Higiene (INH), en la elaboración y normalización del antígeno de Kahn para el consumo nacional (1943), saliendo así de la importación de este producto biológico usado en el diagnóstico de la sífilis. Colaboró con la División de Epidemiología como comisionado especial en un brote epidémico de difteria en Capatárida, estado Falcón. En 1944 participó en la elaboración y normalización del antígeno de Farley para la reacción del mismo nombre. En 1945 es nombrado comisionado especial del MSAS, como médico en las inundaciones de Guasdualito (Estado Apure), con todas las funciones que este cargo acarreaba. Esta misión le fue bien reconocida por el presidente de la República para esa fecha, Isaías Medina Angarita. Como la población era algo recelosa a la vacunación, solicitó del MSAS una lata de leche en polvo por cada dosis de vacuna. La población acudió masivamente a la vacunación programada.
 
Entre los años 1948 y 1974 fue creador y cofundador de los cursos de Auxiliar de Laboratorio (luego Escuela) e ininterrumpidamente profesor Ad Honorem de las mismas. En 1952 dirige la primera evaluación de la reacción de Kahn Standard (serología de la sífilis), en 54 laboratorios dependientes del MSAS (unidades sanitarias y centros de salud). En 1962 dirige la evaluación de la reacción de VDRL (serología de la sífilis) en 60 laboratorios dependientes del MSAS y centros de salud como control de calidad y la elaboración y normalización del antígeno VDRL realizado en la División de Laboratorios con óptimos resultados en su sensibilidad, especificidad y estabilidad.
 
Programó el esquema como base de discusión de la organización del servicio de transfusión de sangre en función de la salud pública en Venezuela. En 1970 elabora las exigencias de los locales de laboratorio para ambulatorios de asistencia médica integral para comunidades entre 50.000 y 100.000 habitantes. Igualmente trabaja en la automatización de exámenes de laboratorio para el Hospital de los Magallanes en Catia y dos ambulatorios de apoyo en Catia y Caricuao, de 100.000 habitantes cada uno.
 
Luis Bilbao realizó numerosas publicaciones y documentos en las áreas de tuberculosis, paludismo, sífilis, hemotransfusión, azotemia y nemodistrofias, entre otras. Recibió merecidas condecoraciones: Orden Francisco de Miranda en 2dª Clase (1961); Funcionario de Carrera Administrativa Nº 372 (1972); Botón de Oro por más de 30 años de servicio en el MSAS (1974); Profesor Honorario de la Universidad de Bilbao (1977); Homenaje de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Euzkadi, por haber estructurado la sanidad en Euzkadi el año de 1937 (1980) y Condecoración al Mérito al Trabajo en 1rª Clase (1983). También recibió importantes reconocimientos: inauguración de una avenida con su nombre Dr. Luis Bilbao Libano en Leioa, su pueblo natal (1992) e inauguración del laboratorio clínico Dr. Luis Bilbao Líbano en el Parque Social Manuel Aguirre, Universidad Católica Andrés Bello, en Caracas (2000). Finalmente debemos destacar que Luis Bilbao fue Miembro de la Academia de Medicina de Bilbao (1928), Delegado del Gobierno Vasco en Venezuela (1948), Presidente del Centro Vasco de Venezuela (1953) y Miembro Fundador de la Sociedad Venezolana de Microbiología (1953). Falleció en Venezuela en 1985, luego de una fructífera y ejemplar vida.