Oswaldo Carmona
Biografia elaborada por:
María Josefina Gómez
Félix Oswaldo Carmona Guilliod nació el día 8 de mayo de 1945 en la Parroquia San José de Caracas. Sus padres son Félix Carmona Maldonado y Gladys Guilliod Robaina. Es el mayor de 4 hermanos. Fue educado desde muy pequeño por su abuela materna, doña Angelina Robaina, quien lo llenó de un gran amor y le inculcó las bases éticas y morales de lo que ha sido su vida como profesional y como persona. A los 6 años de edad, ingresa en el Instituto Escuela, colegio que estaba ubicado en la urbanización La Florida, bajo la dirección del profesor Anselmo Alvarado Dorato. Allí realiza sus estudios de primaria y bachillerato y obtiene el título de Bachiller en Ciencias en 1963, año cuando ingresa a la Escuela de Medicina José María Vargas de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV). En 1966 ingresa como preparador de la Cátedra de Microbiología de la Escuela de Medicina Vargas e inicia sus primeros pasos como Microbiólogo bajo la dirección de los doctores Rafael Darricarrere y Ladislao Pollak. Al mismo tiempo dedica muchas horas al laboratorio de Bacteriología del Hospital Vargas de Caracas, donde obtiene un valioso entrenamiento con bacteriólogos como Vicente Addimandi, Maritza León y Gladys Estacio. Durante sus estudios médicos, y como consecuencia de sus limitaciones económicas, se dedicaba a dar clases particulares de Biología, Química y Matemáticas en algunas instituciones de educación secundaria. Así cultivó su vocación por la docencia. Se graduó de Médico-Cirujano el 28 de agosto de 1969, en la promoción apadrinada por Gilberto Berríos. En 1970 ocupa la dirección del laboratorio de Bacteriología del Hospital de Niños "JM de los Ríos", en Caracas. Ocupó este cargo por apenas 6 meses y es llamado a desempeñar la jefatura del laboratorio de Bacteriología del Hospital Vargas de Caracas, permanece allí durante 18 años (1970-1988). En 1984 crea la Unidad de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital Vargas, incorporando a los doctores Manuel Guzmán, Jorge Murillo y María del Pilar Plá, Infectólogos de reconocido prestigio. Allí realizó numerosas actividades asistenciales, docentes y de investigación, al lado de profesionales como el Doctor Humberto Campíns, por quien profesa una gran admiración por ser uno de los hombres más meritorios que ha conocido. Becado por la UNESCO, realizó un curso de Microbiología en el Instituto Politécnico Nacional de México y en el Instituto de Ciencias Avanzadas de ese país (1974-1975). En el Center for Disease Control (CDC) de Atlanta, Georgia en los Estados Unidos, se entrenó en el estudio de las bacterias anaerobias con el doctor V.R. Dowell, concluyendo este curso con la traducción del libro titulado "Bacteriología Anaeróbica" publicado por el CDC. Al regresar de los Estados Unidos organiza el primer curso de Bacterias Anaerobias realizado en Venezuela y trae al Doctor Dowell como invitado especial y a Francis Thompson con quienes se formó en el CDC. Esta organización la comparte con su querido amigo y maestro, el Dr. José J. Gutiérrez Alfaro. Entre otros títulos obtenidos merece mención el de Doctor en Ciencias Médicas (Universidad del Zulia) (03-06-1982), por la realización de un extraordinario trabajo sobre infecciones por Chlamydia trachomatis en Venezuela. El Dr. Carmona fue el primero que trabajó con este microorganismo y el primero en obtener su cultivo en Venezuela, usando células BHK-21 preirradiadas. Esta hazaña la logró con la gran ayuda prestada por el Departamento de Virología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), bajo la dirección del doctor José Esparza. Realizó un curso de posgrado en la Universidad Simón Bolívar (USB), obteniendo el título de Magíster en Educación Superior Universitaria (29-07-1988). Como requisito para obtener ese título realizó un trabajo en el que desarrolla una nueva concepción del aprendizaje, basada en la estructura del pensamiento humano. De esta manera propone un enfoque cognoscitivista en la enseñanza de la Microbiología, que actualmente se pone en práctica en la enseñanza de esta materia en la Escuela de Medicina Vargas. Este trabajo fue galardonado con Mención Honorífica por la USB. 
 
Oswaldo Carmona y La Docencia. 
Como ya fue señalado, Oswaldo Carmona ingresa como preparador de la Cátedra de Microbiología de la Escuela de Medicina Vargas en 1966; posteriormente, una vez obtenido el título de Médico, se incorpora como instructor por concurso de oposición en 1970. Logró alcanzar, en el transcurso de 18 años, todas las categorías del escalafón universitario, desde Profesor Instructor hasta Profesor Titular. Todos sus trabajos de ascenso en el escalafón fueron galardonados con Mención Honorífica. Su labor docente ha sido siempre reconocida por todos sus discípulos. Es padrino de la Promoción Médica de la Escuela José María Vargas en 1982. Fue Jefe Del Departamento de Medicina Preventiva y Social  de la Escuela Vargas (1980 – 1983). Durante tres períodos consecutivos (1985-1992) fue Jefe por concurso de la Cátedra de Microbiología de la Escuela de Medicina Vargas. En octubre de 1993 se dio inicio a la nueva asignatura Medicina Tropical e Infectología; la misma es el producto de una idea que se incubó por años en la mente del Doctor Carmona y fue aprobada por los Consejos de Escuela, Facultad y Universitario. Desde entonces, esta asignatura forma parte de las materias del quinto período de la Escuela Vargas. 
 
Oswaldo Carmona y la Investigación.
Ha publicado más de ciento cincuenta trabajos en revistas nacionales y extranjeras de reconocido prestigio. Sus líneas de investigación se han referido a la eficacia de muchos antimicrobianos, tanto en pacientes como en animales y en pruebas in vitro. Publicó varios trabajos sobre los efectos secundarios de algunos antibióticos y, junto a José Félix Oletta, describió, por primera vez en la literatura mundial, los efectos secundarios laberínticos de la minociclina. En 1973 describió por primera vez en el mundo la estructura ultramicroscópica de la cápsula de las bacterias, empleando cultivos puros de Klebsiella rhinoscleromatis. Esa publicación le dio gran prestigio internacional, y todavía nadie ha podido superar su detallada descripción de la cápsula bacteriana (Acta Médica Venezolana 20,1, 1973; Acta Científica Venezolana 27:264-268, 1976). Otra de las líneas de investigación abordadas por el Doctor Oswaldo Carmona fue la infección nosocomial. Hizo grandes aportes en este sentido, al estudiar la etiología de las heridas quirúrgicas en el Hospital Vargas de Caracas, la frecuencia de portadores nasofaríngeos de Staphylococcus aureus, la contaminación del aire de las salas, pabellones de cirugía y otras áreas de diversos hospitales de Caracas, entre otros aportes. Creó las normas de control de infecciones para las áreas de Medicina y Cirugía del Hospital Vargas. Creó la primera comisión de control de infecciones nosocomiales de esta institución. Ha hecho grandes aportes en el área de las enfermedades de transmisión sexual e infecciones ginecológicas. Fue el primero en identificar Chlamydia trachomatis en Venezuela en pacientes varones con uretritis y en mujeres con cervicitis. Oswaldo Carmona, junto a Manuel Guzmán y Honorio Silva, presidentes,  respectivamente,  de las Sociedades Venezolanas de Microbiología (SVM), Infectología (SVI) y Farmacología (SVF), crean el Grupo de Vigilancia de la Resistencia Bacteriana a los antimicrovianos en Venezuela, como parte de una red mundial y con el apoyo de la OPS. Inicialmente (1988) los datos fueron obtenidos en 10 hospitales de Venezuela y en el año 2015 se cuenta con la participación de 53 instituciones hospitalarias y  los datos obtenidos aparecen publicados en la página www.provenra.com.ve, como parte del reporte anual  que hace la OPS sobre la vigilancia de la resistencia bacteriana en Latinoamérica. Desde  el año 2008 fue tutor y guía de la profesora Nina Polanco en su tesis para obtener el título de Doctor en Ciencias de la Salud de  la UCV, dedicada a la identificación de bacterias patógenas mediante la detección de moléculas extracelulares de dichos patógenos por resonancia magnética nuclear protónica. Este trabajo fue concluido y presentado en 2013 y fue objeto de mención honorífica.
 
Oswaldo Carmona y su proyección Nacional e Internacional.
El Doctor Oswaldo Carmona ha dictado más de 700 conferencias y ha organizado muchos cursos de actualización en antibioticoterapia y en diversos aspectos del diagnóstico microbiológico. Ha viajado por todo el país, y muy frecuentemente fue invitado a participar en los programas de muchas sociedades científicas. Ha ocupado en la Sociedad Venezolana de Microbiología los cargos de Vocal, Secretario General, Vicepresidente y Presidente (1985-1987, 1987-1989).  Ha formado parte de los comités organizadores de diferentes jornadas y congresos venezolanos y latinoamericanos de diversas sociedades científicas dejando siempre muy en alto el nombre de su especialidad y el de su país ante escenarios científicos de Argentina, Colombia, México, Estados Unidos, Brasil, Inglaterra y Cuba. En 1985 presidió la comisión organizadora del centenario del fallecimiento de Louis Pasteur, patrocinado por la Sociedad Venezolana de Microbiología y la Embajada de Francia en Venezuela, entre otras instituciones. Funda en dicha ocasión las “Plazas Louis Pasteur” en las Escuelas de Medicina Luis Razzeti y José María Vargas; en la primera se colocó una escultura con el rostro en relieve del sabio Pasteur y en la segunda, un busto traído desde el Instituto Pasteur de París. Actualmente es Miembro de la Sociedad Venezolana de Microbiología y de otras sociedades científicas, como la Sociedad Venezolana de Infectología, la Sociedad Venezolana de Patología Clínica, la Asociación Latinoamericana de Microbiología, la Asociación Venezolana para el avance de la Ciencia (ASOVAC) y la American Society for Microbiology. El Doctor Oswaldo Carmona forma parte de los comités de redacción o editoriales de múltiples revistas médicas tales como Archivos Venezolanos de Farmacología Clínica y Terapéutica, Revista de la Facultad de Medicina de la UCV, Progresos de Ciencias Médicas (PCM), Informe Médico, Actualización en Infectología, Antibióticos e Infección. Acta Clínica, entre otras. Fue editor-director de la "Revista de la Sociedad Venezolana de Microbiología (SVM)" desde 1985 hasta 2005. Ha publicado más de diez libros. Es co-editor de las dos ediciones (1991 y 1998) del libro "Microbiología Médica", al lado de María Josefina Núñez y María Josefina Gómez. Es el primer autor de la quinta edición (1997) de la obra "Microbiología Médica de Divo", obra de gran prestigio en muchos países de habla hispana. Ha recibido muchos galardones, entre los cuales merecen destacarse: la Orden al Mérito en el Trabajo en su Primera Clase (Ministerio del Trabajo) y la Orden José María Vargas (UCV) (1995); Cruz Nacional de Sanidad otorgada por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Durante las XVI Jornadas Nacionales de Microbiología "Gustavo Prieto", realizadas en Puerto La Cruz del 4 al 7 de noviembre de 1998, Oswaldo Carmona recibió una placa de reconocimiento otorgada por el capítulo de Anzoátegui y el comité organizador de esas Jornadas, presididas por el Licenciado Eliud Marín. El 4 de noviembre de 1999, en ocasión de las XXVI Jornadas Venezolanas de Microbiología celebradas en Valencia (estado Carabobo), se le designa como Presidente Honorario de la Sociedad Venezolana de Microbiología (SVM). La Fundación Médica CEPROSALUD le otorgó la distinción "Sculapio a la Excelencia Médica" en Ciencias de la Salud - Premio Nacional de Medicina en Microbiología 1999-2000. En febrero de 2002, el Dr. Oswaldo Carmona, recibió un homenaje organizado por el Dr. Manuel Guzmán en la Escuela de Medicina Dr. José María Vargas, en ocasión de una reunión del Grupo Venezolano de Resistencia Bacteriana (GVRB). Durante este homenaje recibió tres placas de reconocimiento otorgadas, una por las Sociedades Venezolanas de Microbiología, Infectología y Farmacología, otra por Pfizer de Venezuela y otra por el GVRB. En el año 2002 publicó junto a Manuel Guzmán y Gladys Martín el libro: La resistencia bacteriana a los antibióticos en Venezuela y en 2005, junto a Darío Novoa, "Cazadores de Microbios en Venezuela", el cual se mantiene en actualización permanente en su versión digitalizada (www.cazadoresdemicrobios.com.ve). En el 2003 se crea el Premio a la Eficiencia Estudiantil "Dr. Oswaldo Carmona" para los mejores estudiantes de Microbiología, Infectología y Medicina Tropical de la Escuela José María Vargas. 
 
Oswaldo Carmona y sus afectos. 
El doctor Oswaldo Carmona está casado, en segundas nupcias, con la abogada María de los Ángeles Cámara; tiene cuatro hijos: Félix Oswaldo y Adolfo Enrique (ambos Ingenieros de Sistemas), Mónica (Licenciada en Administración) y Leonel (Ingeniero Electrónico). Durante los últimos años, el doctor Oswaldo Carmona ha dedicado muchas horas de lectura a temas de Filosofía, Teología, Lengua Sagrada, Hinduismo y Budismo, entre otros.  Dedica muchas horas a  la lectura y forma parte de un grupo de buscadores de la paz en diferentes partes del mundo. Desea fervientemente ser un embajador  de la paz global. Practica la oración con disciplina y la sabiduría del silencio. Ante la pregunta sobre cuál es su posición ante la fe, dice "...he sido un fanático buscador de la verdad absoluta, y hoy estoy convencido de que tiene nombre: Jesucristo". Sus amigos íntimos conocemos sus defectos y lo calificamos como terco, indiscreto y despistado. Le gusta demasiado la soledad de su biblioteca y es poco amigo de las reuniones sociales. Es abierto, espontáneo, sencillo y siempre dispuesto a atender a todo el que lo necesita. Desde muy joven lo llaman Maestro... ¡Por algo será!