Orangel Pulido
Biografia elaborada por:
Oswaldo Carmona

Orangel Pulido Herrera nace en el Municipio Estanques del estado Mérida el 17 de junio de 1946, hijo de Ángel Custodio Pulido Araque y de María Margarita Herrera Vera, siendo el segundo de 5 hermanos. De niño participaba en actividades de agricultura y cría de ganado vacuno y en la recolección de miel de abejas; realizaba estas actividades disfrutando de la naturaleza durante sus períodos vacacionales en la finca de su padre. En 1952 inicia sus estudios de primaria en la Escuela Federal 512 de Estanques culminando a los 12 años para comenzar el Bachillerato en el Liceo Libertador obteniendo el título de Bachiller en Ciencias en 1964. Obtiene el título de Médico Cirujano en la Ilustre Universidad de Los Andes (ULA) en 1971, ejerciendo en la Medicatura Rural de Seboruco del estado Táchira hasta el 31 de diciembre de 1972; luego ingresa a la ULA en calidad de contratado, concursando el 15 de octubre de 1973 iniciándose como profesor instructor en el Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Farmacia, donde se desempeñó como profesor junto a los Doctores: Guillermo Sánchez, Roberto Gabaldón, Isaura Graterol de Nieto, Manuel Hernández, Alonso Uzcátegui y Freddy Rangel Vásquez. Considerado como autodidacta bajo la influencia al inicio, de Freddy Rangel e Isaura Graterol de Nieto, posteriormente de José Espinoza, a su regreso del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) de Estados Unidos y a nivel nacional de los doctores J.J. Gutierrez Alfaro, Ladislao Pollak y Ramón Zamora y mi persona, entre otros miembros de la Sociedad Venezolana de Microbiología (SVM). Desde su ingreso como profesor universitario desempeña la docencia en las áreas de Microbiologia e Infectología en Medicina y Enfermería, participando también en la reestructuración del Capítulo de Mérida de la SVM en compañia de los profesores Manuel Cristancho, José Francisco Muñoz, Maritza de Muñoz, José Espinoza, Cándida Díaz, Eva Castellanos y Beatriz Nieves entre otros; integró el Comité organizador del 1er Congreso de Nocardia organizado por el Dr. José Antonio Serrano. Fue miembro del Tribunal disciplinario del Colegio de Médicos, formó parte de la Comisión Curricular de la Facultad de Medicina de la ULA, fue Jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Parasitarias de Microbiología y Parasitología y Jefe del Departamento de Microbiología y Parasitología Clínicas de la Facultad de Medicina durante los períodos 1989-1991 y 1991-1994. Desde 1977 ha realizado actividades de extensión en el Hospital Universitario de Los Andes encargándose de la Jefatura del Servicio en el año 1982, siendo fundador junto al Dr. Freddy Rangel, del Comité de Infecciones Hospitalarias y Cofundador junto a la Dra. Maritza Delgado de Muñoz del Laboratorio de Microbiología de la Unidad de Larga Estancia adscrita al Departamento de Microbiología y Parasitología Clínicas de la Facultad de Medicina. Es miembro de la Sociedad Venezolana de Microbiología, Secretario de la Junta Directiva del Capítulo de Mérida en un período y Presidente durante dos períodos consecutivos. Dentro de los trabajos científicos desarrollados se pueden citar: Comportamiento de los eritrocitos de pollo, carnero y paloma en la prueba de inhibición de la hemaglutinación para el virus de la rubéola (1976); Aislamiento de la Salmonella sp. en manipuladores de alimentos de tres hospitales del estado Mérida (1985); Importancia de Chlamydia trachomatis en hombres con uretritis no gonocóccica (1992-94); Cervicitis crónica y Chlamydia trachomatis en mujeres sexualmente activas (1992-94); Encefalitis Equina Venezolana, resurgimiento de un viejo problema, coautor junto a José Espinoza (1995) entre otros. Ha sido asesor de diversos trabajos de investigación de tesistas de Pediatría, Medicina Interna y Cirugía. Cofundador del Grupo Venezolano y Vigilancia de la Resistencia Bacteriana y Coordinador del mismo en el estado. Luego de su jubilación en la ULA en el año 1998 continúa laborando en el IAHULA y en privado, así como realizando actividades deportivas con la idea de mantenerse activo para poder brindarle sus conocimientos y experiencias a la comunidad. Orangel Pulido, casado desde hace casi treinta años, es padre de tres hijos y abuelo de un niño con quienes comparte momentos gratificantes con la satisfacción del trabajo honesto y el deber cumplido. He compartido muchos momentos con Orangel Pulido y soy testigo de sus extraordinarias condiciones humanas y profesionales.