Angel Muņoz
Biografia elaborada por:
Oswaldo Carmona
Fue el séptimo hijo de una numerosa familia de doce hermanos del matrimonio de Manuel Muñoz y Carmen Mirabal de Muñoz, quienes vinieron de los Valles del Tuy y se radicaron en Caracas, donde nace en la parroquia de Santa Rosalía el día 20 de septiembre de 1935. Ángel, desde temprana edad mostró inclinación por los libros dando señales de gran curiosidad por la biología, por lo que su padre, luego le inculcara el amor a la naturaleza y en compañía de algunos de sus hermanos, los domingos, emprendían largas caminatas por el Ávila y serranías circunvecinas a Caracas.
 
Estudió primaria en la Escuela Federal Simón Bolívar y el bachillerato lo realizó en el Liceo Luis Razetti y el Colegio La Salle, donde se destacó y bajo la orientación del Hermano Gines, ingresó a la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle. En el año 1956 se inscribe en la Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomía, culminando en el año 1962. Por su participación en contra de la dictadura y en la reforma universitaria de esa época, sus estudios se alargaron un año más, para obtener el título de Ingeniero Agrónomo. Como estudiante ganó por concurso el cargo de ayudante de laboratorio del Centro de Investigaciones Agronómicas hasta su grado y luego ingresó como Ingeniero Investigador del mismo y ese mismo año, el Dr. Garasini, titular de la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Agronomía de la UCV lo convence para hacer una suplencia en dicha cátedra, cargos en los que dura un año y medio. Luego se retira para cursar estudios de postgrado y coincidencialmente el Hermano Gines, le ofrece un cargo en el Instituto de Investigaciones Marinas, por el que se decide y se marcha a Margarita a la Estación de Investigaciones Marinas, durante dos años y medio.
 
La circunstancia de este proyecto se ve dificultada al ser decretada la Isla como puerto libre, por lo que también le es ofrecido un cargo docente en la recién creada Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA), que para ese entonces se denominaba Centro Experimental de Estudios Superiores. Allí tuvo a su cargo la Cátedra de Fitopatología, cargo en el que se desempeña hasta 1975, cuando es llamado por el Gobierno del estado Lara, para desarrollar y recuperar el Parque Zoológico y Botánico Bararida. Dos años después es llamado por el Gobierno del estado Cojedes, para elaborar el plan de desarrollo de ese estado. Allí permanece un año y regresa a la cátedra pero, debido a circunstancias político-partidistas, su presencia no es grata; lo llama entonces el Dr. Ramón Zamora para que ingresara a la Facultad de Medicina en la Cátedra de Microbiología donde trabajó hasta su jubilación.
 
Además de ayudar en la docencia tanto en Enfermería como en Medicina y en los postgrados de Dermatología y Neuropediatría, dedicó el tiempo a actividades gremiales en la Asociación de Profesores, en la Coordinación de Cultura y Consejo Editorial de la revista Debate. Fue representante de los profesores ante al Decanato de Medicina, cargo ejercido por elección en seis oportunidades. Fue integrante de la Coral de APUCO.
 
Durante su etapa como docente a tiempo completo contribuyó con una veintena de trabajos, la mayoría de Microbiología. Fue tutor de tesis, padrino de promoción y profesor homenajeado en varias oportunidades. Recibió varios reconocimientos y condecoraciones; perteneció a varias sociedades científicas y fue profesor invitado a universidades e instituciones y empresas, para dictar cursos y charlas relacionadas con su especialidad. Durante catorce años fue presidente de la Sociedad Venezolana de Microbiología Capítulo Centro-Occidental y miembro del comité organizador de congresos y jornadas de esta sociedad. Fue miembro de la comisión organizadora de todas las jornadas de Medicina Preventiva y de las jornadas del Decanato de Medicina, en la UCLA.
 
Ángel Muñoz, ejemplo de disciplina y amante de la verdad científica y gremial. Quien escribe estas notas tuvo el placer de compartir con él la responsabilidad de organizar actividades científicas y doy fe de su condición de profesional integral y hombre justo. Falleció el 15 de mayo de 2005, dejando un gran vacío entre sus familiares, amigos y colegas.