Belkisyolé Alarcón de Noya
Biografia elaborada por:
Flavia Riggione de Zurdo

Belkisyolé Alarcón de Noya Biografía elaborada por Esta biografía será al revés. Belkisyolé tiene hoy 53 años, se desempeña en la Coordinación General de la Facultad de Medicina en la cual ha permanecido por 5 años, desarrollando iniciativas académicas de integración en el proceso enseñanza - aprendizaje entre las diferentes escuelas de la Facultad de Medicina y en las políticas de ingresos de personal. Venía de estar como Jefe del Departamento de Microbiología, Parasitología y Medicina Tropical, conjugando de igual manera la integración de los estudios de pregrado en el área de las enfermedades infecciosas. El trabajo académico en la Universidad Central de Venezuela se convirtió en un estilo de vida. Ya con 22 años en la Cátedra de Parasitología de la Facultad, alternó docencia de aula, trabajos en comunidades, investigación básica en el laboratorio y el devenir administrativo como Jefe de Departamento. En la perseverancia de Belkisyolé, se logró cristalizar el Proyecto del Postgrado Nacional en Parasitología en julio de 1996 lo cual vino a culminar una gran aspiración de la Sociedad Parasitología Venezolana. Belkisyolé fue Presidente de esta Sociedad Científica En investigación, la línea desarrollada ha sido la de estudios epidemiológicos en esquistosomiasis y cisticercosis y la de inmunodiagnóstico en enfermedades parasitarias. Aportó elementos nuevos en el diagnóstico y pautas básicas para los trabajos epidemiológicos en esquistosomiasis y manejo de la quimioterapia selectiva o en masa de las comunidades. Los trabajos de campo constituyeron buena parte del trabajo de los primeros años en la universidad y en este sentido destacan los trabajos epidemiológicos de bilharzia en Caraballeda, el proyecto vacuna antimalárica con la Sp f 66, trabajo pionero en esta área. En esta etapa nace el 31 de enero de 1986 Xoan Pablo quien hoy se encuentra terminando su Bachillerato e ingresará a la Escuela de Estudios Internacionales y el 6 de marzo de 1981 durante el Congreso de Inmunología en el Caracas Hilton se inician las contracciones que le permitieron nacer, horas más tarde, a Oscar Gustavo. El tráfico de la autopista La Trinidad-Caracas, las salidas permanentes al campo, los Comités Asesores en Maracay, los exámenes por corregir, las tareas escolares que supervisar, los carteles de ASOVAC, los teteros por preparar y todo el día a día de una mujer ocupada pero normal. Ella y su esposo ingresaron a la Universidad Central de Venezuela en 1980 en la Cátedra de Parasitología, Belkis egresada de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans con Ph.D. Durante los tres años en los Estados Unidos, recién casados con el objetivo de volver al país en el menor tiempo posible, se apareció Belkitas el 14 de febrero de 1978 un día de "mardigras" con un frío terrible en una tierra extranjera con luna llena y dinero de becario. El 20 de octubre de 1975 los esposos Noya se graduaron de médicos y el 5 de septiembre de 1975 Belkisyolé y Oscar Noya, se casaron. Cinco años antes, el 05 de septiembre de 1970, iniciaron su noviazgo en el Cafetín del Instituto de Medicina Experimental. En 1968, Belkisyolé y yo nos graduamos de bachiller en Ciencias en el Colegio Santo Domingo de Guzmán en el cual estudiamos la secundaria desde 1963. Belkis es la mayor de cuatro hermanos y sus padres, Gustavo Alarcón y Lida Marcano de Alarcón, aún vivos y casados, han sido ejemplo de unión familiar, perseverancia en el trabajo y gran cariño a sus hijos y nietos. Ella estudió la educación primaria en el Colegio La Florida donde tuvo la oportunidad de jugar metras, relevo, montarse en árboles, bailar siempre en los actos de fin de curso y obtener la medalla de honor en todos los cursos de la primaria. Mientras vivió en Simón Rodríguez y antes en La Pastora. Le dio lechina, sarampión, parotiditis, y sus vacaciones las alternó entre los brazos de su abuela Lalita, los consentimientos de sus tíos en Mérida y las carreteras de Venezuela, debilidad del Sr. Gustavo. Doña Lida le ha dado disciplina, todo el cariño y apoyo en su devenir profesional y familiar y la alumbró a la vida en Guanta, el 11 de enero de 1952.