Amaury Martínez
Biografia elaborada por:
Rosa Virginia Diaz de Tablante

Amaury Martínez Biografía elaborada por Amaury José Martínez Yépez, nació en El Pao, estado. Bolívar, el 21 de marzo de 1950, siendo el segundo hijo del matrimonio de Jesús Manuel Martínez, oficinista y de Josefa Antonia Yépez. Su infancia transcurrió en El Pao, donde realizó sus estudios de educación primaria en la escuela Iron Mines Company of Venezuela, escuela dependiente de la empresa IMCOV, dedicada a la explotación de hierro en dicha región. De allí egresó en el año 1962, teniendo durante su infancia la oportunidad de aprender sobre labranza agrícola y fruticultura. La familia posteriormente se trasladó a Ciudad Bolívar a fin de poder continuar sus estudios de bachillerato, inscribiéndose en el Liceo Peñalver donde recibió clases de profesores de excelente preparación académica, algunos de ellos de la Universidad de Oriente. Allí demostró sus aptitudes hacia la ciencia, siendo la asignatura de Biología la que más le llamó la atención. Antes de finalizar su 5° año de bachillerato, la Dirección de Educación del Estado le ofreció una beca para estudiar en el Instituto Pedagógico de Caracas, ya que mostraba aptitudes para la docencia. Sin embargo, un hecho inesperado cambió su decisión de ingresar al Pedagógico de Caracas, y fue el de la visita del Profesor Alonso Gamero al liceo, quien presentó un documental sobre la Tortuga Arrau y luego de una conversación con él, se decidió a estudiar Biología en la Universidad. Conjuntamente con sus estudios de bachillerato, participó activamente en los campeonatos inter-liceos en Béisbol, Voleibol y Atletismo. Egresó del Liceo Peñalver en el año 1967 y ese mismo año ingresó a la Universidad de los Andes en el recién fundado Centro de Ciencias, el cual fue semillero para la creación posterior de la hoy Facultad de Ciencias de la Universidad de los Andes. En ese entonces el primer director de dicho centro fue el Dr. Marcelo Guillén (posteriormente Rector de la USB) y luego el Dr. Antonio Luis Cárdenas (posteriormente Ministro de Educación). Una vez finalizados los primeros dos semestres, el número de estudiantes a continuar el tercer semestre en las distintas carreras era muy pequeño, por lo que la Universidad de Los Andes bajo la rectoría del Dr. Pedro Rincón Gutiérrez, decidió que los estudiantes bajo estas situaciones fueran becados. Los estudiantes de Biología y Química siguieron sus estudios en la Universidad Central de Venezuela y los de Física y Matemáticas fueron becados hacia Estados Unidos. Es así como el Profesor Martínez llega a la UCV donde estudia Biología, tomando la opción de Tecnología de Alimentos, llegando a ser dos veces preparador de Biología Celular y Fabricación de Alimentos. Para optar al título de Lic. en Biología, debió realizar su tesis de grado, la cual versó sobre la caracterización de la Polifenol Oxidasa y Pectinesterasa en pulpa de guanábana congelada, bajo la dirección de la Profesora Mery Garcés. Poco antes de graduarse fue contratado por el CONICIT para llevar a cabo investigaciones sobre la utilización integral del coco bajo la dirección del Dr. Asher Ludín. En Octubre de 1974 egresó como Lic. en Biología de la Universidad Central de Venezuela e ingresó como Instructor por concurso en marzo de 1975, para trabajar como Docente Investigador en la Escuela de Biología donde debía impartir docencia en las asignaturas de Principios de Biología en el turno nocturno y Microbiología de Alimentos, y es allí donde termina de sedimentar sus conocimientos de Microbiología con la Dra. Josefina Gómez Ruiz, fundadora de los estudios formales de esta disciplina en el país, junto al Prof. Ivelio Arispe. Una vez como profesor de la UCV, le permitió ayudar a sus otros hermanos para continuar sus estudios, siendo hoy en día, muchos de ellos profesionales. Jesús Manuel (Prof. Titular de la UDO), Omar Fernando (Cardiólogo), Franklin (Ingeniero Agrónomo), Thibaire (Br. Mercantil), Tibisay (Contabilista), Thairy (Licenciada en Educación) y José Antonio (TSU en Administración). En el año 1975, contrae matrimonio con Mirna Muñoz, de cuya unión nacen sus tres hijas: Leslie Romina (Médico), Amaris Desiré (Odontólogo) y Astrid Dense (estudiante de Comunicación Social). En el año de 1978 inicia sus estudios de Postgrado en Ciencia y Tecnología de Alimentos en la UCV, donde recibe su título de Maestría en el año de 1981, realizando su tesis bajo la dirección del Dr. Ivelio Arispe. Su tesis versó sobre "Problemas Microbiológicos en la elaboración de salchichas". En el año 1982 bajo un convenio de la UCV con la Universidad de Maryland, viaja a USA para proseguir sus estudios de doctorado, teniendo que soportar innumerables inconvenientes derivados de los problemas cambiarios de divisas, lo cual hace que regrese al país en 1984, finalizado todos las asignaturas correspondientes y haber realizado pasantías durante 4 meses en la División de Química y Física de la FDA en Washington, donde trabajó con investigadores de mucho renombre en el área de micotoxinas, como la Dra. Mary Trucksess, Douglas Park, Stanley Nesheim y Albert Dohland, los cuales lo ayudaron mucho a completar su formación en esta área, la cuál ya había iniciado en Venezuela en el año 1981. Posteriormente regresó al FDA en 1986 y 1988 para otras pasantías posteriores. En 1991 viajó a la Universidad de Arjona (Tucson, USA) como profesor visitante durante sus año sabático donde llevó a cabo una investigación conjuntamente con el Dr. Douglas Park, a fin de evaluar la Amoniación como método de Descontaminación de Aflatoxinas en Maíz, investigación que produjo 3 artículos publicados en Food Additives and Contaminants. Paralelamente a sus actividades docentes y de investigación llevó a cabo labores de divulgación científica en empresas, foros, etc., sobre la problemática de las micotoxinas y conjuntamente con las Doctoras Josefina Gómez Ruiz, Silvia Mendoza y Pilar Hernández llevan a cabo la Organización del II Congreso Latinoamericano de Microbiología de Alimentos en Caracas en el año 1989. Este evento marcó un gran impulso en las personas que se estaban iniciando como estudiantes en el área de microbiología. Posteriormente, organizó conjuntamente con otros colegas de la UCV el 1°, 2° y 3° Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos, así como el II Congreso Latinoamericano de Micotoxicología. El Prof. Martínez como docente ha dictado materias tales como: Principios de Biología, Introducción a la Tecnología de Alimentos, Fabricación de Alimentos, Microbiología de Alimentos y Microbiología Industrial a nivel de Pregrado y Tópicos Especiales en Microbiología de Alimentos a nivel de Postgrado. El Prof. Martínez durante su carrera como docente e investigador logró llegar a Profesor Titular a los 16 años de haber ingresado como Instructor, fue galardonado con el Premio Nacional de Nutrición en el área de Ciencia y Tecnología de Alimentos en 1991 recibió un premio como mejor trabajo de ascenso en la UCV, también recibió la Orden José María Vargas en su primera clase y fue nombrado Coordinador de la Red Iberoamericana de Calidad Sanitaria de los Alimentos (RICSA) del programa CYTED. Fue miembro del Editorial Board del International Journal of Biodeterioration. En el año 1997 fue nombrado Director del Instituto de Ciencia y Tecnología donde se jubiló en el año 2000. Sin embargo, continúa en la docencia ad honorem en Pregrado y Postgrado, así como en la dirección de tesis de grado, además de llevar a cabo labores privadas de consultorías o asesorías a Industrias que lo requieran. A lo largo de su carrera ha publicado 42 trabajos en revistas nacionales e internacionales, 8 capítulos en libros internacionales, más de 100 comunicaciones a congresos y ha dirigido más de 100 tesis entre Pregrado (94), Maestría (8) y Doctorado (1). Yo fui su alumna en la mayoría de las materias de la opción Tecnología de Alimentos y tuve el honor de ser su primera tesista en Pregrado. Lo conocí antes de formar su lindo hogar, manteniendo una linda relación con sus integrantes desde el nacimiento de su primera niña. Luego fue mi profesor en materias del Postgrado y fue mi tutor durante el mismo. Posteriormente, pasé a ser su compañera de trabajo, colaborando con él en múltiples actividades y hoy por hoy doy fe de su excelencia como docente, investigador y más importante aún, el poseer una excepcional calidad humana. Contar con un profesor como Amaury Martínez que ha guiado mi vida profesional, además de ser mi amigo es una de las grandes bendiciones que me ha dado Dios en la vida.