Fabio Vásquez Royett
Biografia elaborada por:
Oswaldo Carmona

A Bachaquero, uno de los primeros campamentos que se abrieron en la Costa Oriental del Lago en el estado Zulia al inicio de la exploración y luego de la explotación petrolera, llegó el matrimonio formado por Ovilia Royett Alcántara y Eugenio Vásquez Gómez, ambos oriundos de la Isla de Margarita. Ocurría esto durante el año 1941. El 14 de agosto del año 1946 nace su primogénito a quien pusieron por nombre Fabio Raúl; posteriormente nacieron: Jesús Eugenio, Jesús Alberto, Elsy Margarita, Argelia Josefa, Maritza del Valle y Eunice Marina. La infancia de Fabio Vásquez Royett transcurrió tranquila, en paz, llena de juegos y gaitas. Cursó sus estudios primarios en la escuela de la compañía Shell Rafael Urdaneta. Inicia sus estudios de bachillerato en el Liceo Juan Vicente González fundado por el Pbro. Emilio Dall’Ora M., sacerdote de recia personalidad, con dedicado ahínco y amor por su trabajo pastoral y además, dotado de muchos quilates intelectuales. Influye profundamente tanto como conductor espiritual como en su formación como ser humano con sensibilidad social, teniendo como base una sólida convicción y fe cristianas; le ayuda, el Padre Emilio Dall’Ora M. a forjar una fuerte y bien estructurada personalidad y habría que añadir su gusto por la lectura y la música. Coloca en sus manos los clásicos, así como a Gorka, Papini, Sthendhal Joyce, luego se encuentra con Antonio Machado, Gabriel y Galan, Rubén Darío, entre otros. Hoy sigue con ese apego a la lectura y le encantan los libros historiográficos. Fabio Vásquez debe concluir el bachillerato en el Liceo Dr. Raúl Cuenca de Ciudad Ojeda porque el Liceo en Bachaquero solo llegaba hasta 2do año. En la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida, se gradúa de Licenciado en Bioanálisis en el año 1971. Durante sus estudios universitarios trabaja simultáneamente dictando clases de biología en varias instituciones de educación secundaria. Trabaja como bioanalista en los hospitales de Porlamar, estado Nueva Esparta y de San Carlos, estado Cojedes. En 1973 obtiene por concurso el cargo de Bioanalista I en el recién inaugurado Hospital de Mérida. En el año 1973, mediante un concurso de oposición, entra a formar parte del equipo docente de la nueva Escuela de Bioanálisis de la Universidad de Carabobo donde es cofundador de las asignaturas Hematología I y Hematología II. La escuela abrió el quinto y sexto semestres. En el año 1976 es nombrado coordinador general de las Pasantías I (IX semestre) y Pasantías II (X semestre). En sus manos está la responsabilidad de dar inicio por primera vez a las pasantías de la novel escuela y presenta el proyecto de las mismas, el cual es aprobado. Seguidamente funda las pasantías rurales. Se desempeña como miembro de varias comisiones de trabajo académico. Llega a ser jefe del departamento clínico coordinador del área de bacteriología y miembro de la comisión de auditoria académica de la Universidad de Carabobo (UC). Fabio Vásquez mejora y profundiza cada día su formación bacteriológica y realiza innumerables cursos y entrenamientos. Entre estos se pueden destacar los realizados en el Centro Regional de Referencia Bacteriológica de la Escuela de Bioanálisis, Facultad de Medicina, Universidad del Zulia. Estuvo en el Center For Disease Control (CDC), bajo la tutoría del Dr. John B. Brooks. También se forma en la Cátedra de Microbiología (Micología) de la Facultad de Medicina de la Universidad Experimental Francisco de Miranda, en la ciudad de Coro, estado Falcón. Mantiene su constante interés y dedicación por mantenerse estudiando y mejorando su conocimiento. Se interesa por la investigación, pero como inigualable camino para efectuar una docencia de alto nivel y cónsona con las realidades del país. Así llegó a ser tutor de varias tesis de grado, y publicó varios trabajos científicos relacionados con su experiencia. Dentro de la Bacteriología los aspectos que más le han llamado la atención y a los cuales les ha dedicado su interés son las enfermedades de transmisión sexual y las diarreas bacterianas, por su inseparable relación con el entorno social y las concepciones sobre políticas de salud del estado. También se dedicó a los Bacilos Gram negativos no fermentadores, el trabajo directo con los estudiantes ha sido y es su pasión, sólo compartida con la gaita. De hecho sus alumnos han reconocido su dedicación y cariño por el trabajo docente. A continuación copiamos textualmente de una de las placas otorgadas y sin comentario adicional "en reconocimiento a su trayectoria como profesional, a la labor realizada dentro de la Escuela de Bioanálisis y al mensaje que transmite como docente. Con su estilo único que representa la clave del desarrollo propio, del cumplimiento de una misión personal mucho más trascendente y de una relación fructífera con los demás". Fabio Vásquez es Padrino de tres promociones de Bioanalistas, ha sido impuesto siete medallas en actos de graduación y dictado tres clases magistrales de fin de curso, hermosa tradición que se realiza en la Universidad de Carabobo en la cual escogen a uno de sus profesores para que les dé su "última clase". En el campo gremial y desde su época de estudiante universitario, desarrolló una importante participación. Es el primer miembro de provincia en ocupar un cargo en la directiva de la Federación de Bioanalistas de Venezuela y es nombrado presidente de la Comisión Electoral Nacional y (reelecto por un período más). Llegó a formar parte del Comité Ejecutivo de la Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela como secretario de Asuntos Gremiales, y más tarde fue Secretario del Tribunal Disciplinario Nacional. Tiene dos hijas en su primer matrimonio: María Alexandra, Abogada (UCAB) con Maestría en Sociología del Derecho y Fabiola María, hermosa niña fruto de su matrimonio con la Licenciada Haydee Gómez Díaz. Fabio Vásquez ha cultivado la prosa y la poesía. Prepara actualmente la publicación de sus poemas. Desde adolescente tuvo clara su inclinación por la Literatura, dedicación y afanes que han ido creciendo con los años. En 1963 escribe la letra de una gaita y con música de Jesús Bravo González obtienen el primer premio del concurso anual patrocinado por la compañía Shell, donde participaron varios conjuntos de Lagunillas, San Lorenzo, Menegrande y Bachaquero. Un hecho de indiscutible trascendencia se hace presente al iniciar su quinto grado de educación primaria, cuando llega, para trabajar como maestro de ese quinto grado, un joven graduado en La Grita, tocador del cuatro, muy activo con relación a lo cultural. El contacto diario y la participación en esas actividades con el maestro Ricardo Aguirre González, lamentablemente fallecido motivan y despiertan el interés de Fabio Vásquez por el instrumento y aprende a ejecutarlo, al igual que al furro. Quien iba a pensar que el maestro Aguirre se llegaría a convertir en el "monumental de la gaita" zuliana; uno de los más grandes gaiteros y paradigmas de la gaita zuliana. Nace así un gran amor y su pasión por la gaita, pasión que no abandona. En esos años de la primaria conoce a Jesús Bravo González hoy lamentablemente fallecido. Componen y graban muchas gaitas. Simultáneamente Fabio Vásquez compone letra y música de varias gaitas y que graban varios grupos. Lo más recientes son Los Compadres y Lo Nuestro. Sigue Fabio Vásquez estudiando Bacteriología, leyendo, escribiendo, componiendo y disfrutando la gaita. Confiesa que da infinitas gracias a Dios por todo lo que es y lo que tiene. Quiero manifestar que Fabio Vásquez es una de las personas más decentes que he conocido y lo admiro por sus condiciones humanas y profesionales. Doy gracias a Dios por contarme entre sus amigos.