Slavia Ryder
Biografia elaborada por:
Edicta Luengo de Borges
Slavia Cristina Ryder Jaksic nació en Maracaibo el 16 de junio de 1938, en el seno de una familia modesta formada por Luis Ryder, mecánico polaco y Oliva Jaksic de Ryder, ama de casa yugoslava.
 
En 1956 comenzó sus estudios de Medicina en la Universidad del Zulia (LUZ) los cuales culminó, con excelentes calificaciones en 1962, recibiendo el título de Médico Cirujano. Mientras cursaba la carrera de medicina, fue entusiasmada por el Dr. Américo Negrette, profesor de semiología del sistema nervioso, para formar parte de un grupo de investigación científica que fue la semilla de lo que hoy constituye el Instituto de Investigaciones Clínicas de la Facultad de Medicina de LUZ. El Dr. Negrette estudiaba ciertas enfermedades virales, como la Encefalitis Equina Venezolana (EEV), y fue el primero que alertó sobre la aparición de epidemias de esta zoonosis en el estado Zulia. Slavia siguió las orientaciones del Dr. Negrette y decidió dedicarse a estudiar los conceptos básicos y epidemiológicos de esta enfermedad en el Departamento de Virología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), bajo la dirección de Gernot Bergold, donde participó activamente en el estudio de una de las más importantes epidemias de EEV en el estado Zulia, desatada en 1962.
 
A mediados de 1963 fue becada por LUZ para proseguir estudios de Virología en el hoy Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Atlanta en los Estados Unidos, donde junto a Phillip Coleman y Telford Work estudió un nuevo arbovirus del grupo Guama, el Mahogany Hammock Virus, aislado de mosquitos del género Culexcapturados en el Everglades National Park de la Florida. Participó también en un estudio cooperativo sobre las características de una epidemia de Encefalitis de San Luis en Houston.
 
En 1965 regresó a Venezuela a la Sección de Virología del Instituto de Investigaciones Clínicas de la Facultad de Medicina de la LUZ, donde consolidó un grupo de investigación en arbovirus, especialmente en EEV, virus al que le dedicó su vida desde ese momento. Desde allí logró establecer las características cíclicas de las epidemias de EEV en la zona de la Guajira venezolana. Su tesis de doctorado en Ciencias Médicas, “Encefalitis Equina Venezolana: Epidemiología de la enfermedad entre 1962 y 1971 en la Guajira venezolana” presentada en 1972, representa un clásico sobre el tema. En ella resume las investigaciones epidemiológicas realizadas durante ese período en esa zona del país, en un intento de localizar el foco enzoótico de la enfermedad.
 
Durante su año sabático en 1974, estudia junto con William Scherer, en la Universidad de Cornell en Nueva York, los transmisores involucrados en las arbovirosis, y a su regreso, con la colaboración de Robert Dickerman, estudió el papel de las aves y murciélagos en el ciclo epidemiológico de las arbovirosis en el estado Zulia. En un nuevo año sabático en 1982, visitó dos importantes laboratorios dependientes también del CDC, el Laboratorio de Arbovirus de Fort Collins, Colorado, EEUU y el Dengue Branch de San Juan de Puerto Rico, donde trabajó con Charles Calisher y Duane Gubler, respectivamente.
 
Todas las epidemias de encefalitis ocurridas entre 1962 y 1995 han sido estudiadas por Slavia y su grupo, al igual que realizaron estudios en períodos interepidémicos. Determinaron la evolución de los anticuerpos en los individuos provenientes de zonas afectadas, dando la voz de alarma cuando el número de la población desprotegida alcanzaba cifras peligrosas. Su magnífica relación con los epidemiólogos regionales permitió, en acción conjunta, el manejo de estas epidemias. Ha tenido también estrecha relación de colaboración con otros investigadores venezolanos, sobre todo en el área de la Virología, del IVIC, del Instituto de Investigaciones Veterinarias de Maracay Universidad Central de Venezuela (UCV) y de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), entre otros. También participó activamente en las actividades de vacunación de équidos, promovidas por las autoridades sanitarias de la región, con el fin de evitar la aparición de epidemias y ayudó en la evaluación de la efectividad de estas vacunaciones. Todos estos estudios fueron difundidos a través de comunicaciones a reuniones locales, congresos nacionales e internacionales y publicaciones, principalmente en la revista Investigación Clínica, órgano de difusión del Instituto de Investigaciones Clínicas. Un suplemento especial, con toda la producción científica sobre EEV del mencionado instituto, donde se incluyeron todos los trabajos de Slavia, fue editado en dicha revista en 1995.
 
Ha recibido varios reconocimientos de la Sociedad Venezolana de Microbiología, como Coordinadora de la Comisión Científica del II Congreso Venezolano y X Jornadas de Microbiología (1979) y por su “brillante labor como investigadora”, traducida en 25 años de vigilancia epidemiológica del Zulia, creación de la primera Cátedra de Virología en LUZ y Miembro Fundador del Capítulo Zuliano” (1991). Además, recibió de LUZ, la Orden “Jesús Enrique Lossada” en su Primera Clase y la Orden “Antonio Borjas Romero” (2012), además de la Orden Mérito al Trabajo en Primera Clase del Gobierno Nacional.
 
La actividad científica de Slavia no sólo se concentró en el laboratorio y en los estudios de campo, sino que ha sido una promotora de la ciencia a través de su incansable labor, participando en la creación y mantenimiento de importantes asociaciones científicas como la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC), y en 1969 integró la Comisión Organizadora del Capítulo Zulia de la Sociedad Venezolana de Microbiología, ocupando en este capítulo varios cargos. Además de pertenecer a estas dos asociaciones científicas nacionales, ha sido Miembro Activo de la Sociedad Americana de Higiene y Medicina Tropical y de la Asociación Americana de Salud Pública.
 
Su interés en la difusión de la ciencia no se limitó a la publicación de sus trabajos sino que fue editora de la revista Investigación Clínica entre 1972 y 1990, miembro de la Comisión Técnica de Publicaciones y Asuntos Bibliográficos del CONICIT y secretaria de organización de la Asociación de Editores de Revistas Médicas Venezolanas.
 
Con un cabal cumplimiento de la academia, Slavia no sólo ha realizado labor de investigación, manifiesta en sus 32 publicaciones y 40 comunicaciones a congresos, actividades de extensión y participando en la vigilancia epidemiológica de la región, sino que su labor docente ha sido amplia y reconocida. Fue creadora, junto con Armando Soto Escalona, de la Cátedra de Virología de la Escuela de Bioanálisis de la Facultad de Medicina de LUZ, donde impartió docencia por casi dos décadas, sirviendo de tutora de varias tesis de grado. Colaboró también con la docencia en las Cátedras de Microbiología de la Escuela de Medicina, Epidemiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Microbiología de la Escuela de Biología de la Facultad de Ciencias de LUZ y en los cursos internacionales de Epidemiología, de Malaria y Control de Vectores y del Curso Medio y Superior de Salud Pública, organizados por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social y la Organización Panamericana de la Salud.
 
Actualmente es profesora emérita de la Facultad de Medicina de LUZ y asiste regularmente al Instituto de Investigaciones Clínicas, su casa de siempre, para estimular con su presencia a los jóvenes investigadores. Le gusta viajar a sitios diferentes para conocer costumbres foráneas. Disfruta de la buena mesa, del patio de su casa y de sus mascotas caninas y se mantiene al tanto de la situación nacional y e internacional.