Sofía Mata Essayag
Biografia elaborada por:
Enrique Arciniegas

Sofía Mata Essayag nació el día 22 de septiembre de 1950 en la ciudad de Caracas. Sus padres son el Dr. Jesús Mata Degregorio, eminente psiquiatra venezolano, y Biba Essayag Bernacerraf. Es la tercera de cuatros hermanos. Crece en un hogar en el cual el amor y la compresión es lo que impera y en donde se le inculca que lo esencial es la labor modesta, callada y eficaz de cada día, así como el respeto al ser humano. Cursa sus estudios primarios en la Escuela Juana de Arco. En 1968 obtiene el título de Bachiller en Ciencias, en el Liceo "Carlos Soublette". Influenciada por su entorno familiar ingresa en 1969 a la Escuela "José María Vargas" de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela. Durante sus estudios de Medicina trabaja en el Laboratorio Central del Hospital Vargas, dirigido por el Dr. Hernán Wuani y realiza diversas pasantías en el Instituto de Medicina Tropical, guiada por los Dres. Félix Pifano y Alexis Rodríguez. Ingresa como preparadora en la Cátedra de Parasitología de la Escuela Vargas a cargo del Dr. César Contreras, labor que desempeña en los dos últimos años de su carrera como estudiante de medicina, el preámbulo para lo que va a realizar en los años venideros. En 1975 se gradúa de Médico Cirujano con la ilusión de convertirse en Médico Tropicalista. Después de hacer un internado rural rotatorio en el Hospital Universitario de los Andes, ingresa en 1978 al Instituto de Medicina Tropical, en donde comienza un entrenamiento en enfermedades tropicales bajo la dirección del Dr. Félix Pifano, el cual elabora un programa de tres años de duración, que culmina con la estadía por un año, en 1980, en el Instituto de Medicina Tropical de Sao Paulo, Brasil, habiendo obtenido una beca por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Durante este período hace un curso internacional de Micología Médica a cargo del micólogo brasileño Carlos Da Silva Lacaz, curso que le estimula y despierta para siempre su inclinación por esta disciplina. A su regreso de Brasil, en diciembre del año de 1980, ingresa a la Cátedra de Microbiología de la Escuela "Luis Razetti" de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela. Se adscribe a la Sección de Micología Médica del Instituto de Medicina Tropical, en donde inicia sus primeros pasos como Médico Micólogo bajo la dirección del Dr. Dante Borelli y de la Dra. Carmen Marcano, maestros estos, que siempre la estimularon y apoyaron. Durante los siguientes diez años se dedica a labores de docencia y asistencia. En 1985 contrae matrimonio con el Dr. Enrique Arciniegas, de cuya unión nacieron dos hijas: Biba y Rachel. En 1991 viaja a Manchester, Inglaterra, en donde realiza sus estudios de Maestría y Doctorado en Microbiología Médica en el Departamento de Microbiología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Manchester, bajo la dirección del profesor James Burnie; se dedicó a trabajar en la epidemiología molecular de las especies de Candida en pacientes VIH seropositivos y con SIDA, generando tres publicaciones de su tesis doctoral. A su regreso a Venezuela en 1996, continúa sus labores de docencia, asistencia e investigación. Recibe el Premio "José Gregorio Hernández" que otorga la Sociedad Venezolana de Microbiología por su trabajo " Karyotiping of fluconazole resistant yeasts with the phenotype reported as Candida krusei or Candida inconspicua". En 1997 ingresa al programa de estímulo al investigador (PPI) auspiciado por el CONICIT, actualmente FONACIT. Se le concede financiamiento para la consecución de dos proyectos: uno a través del CONICIT, titulado "Estudio de la epidemiología de Candida en pacientes VIH seropositivos en Venezuela", el cual está en su última etapa y el otro a través del Consejo de Desarrollo Humanístico y Científico de la UCV, en donde el tópico a desarrollar es "El estudio de diferentes cepas de Paracoccidioides brasiliensis aisladas de pacientes que sufrieron de paracoccidioidomicosis, proyecto del cual se derivaron tres publicaciones. También forma parte, junto con todo el equipo de la Sección, en la evaluación "in vitro" del poder antifúngico de una nueva droga antifúngica posaconazol, de los laboratorios Schering - Plough de Venezuela. A través del CONICIT se establece un convenio con el laboratorio de Micología Médica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Montpellier, Francia, en donde el objetivo principal es el de formación de recursos humanos a través de intercambio de estudiantes de postgrado de Micología Médica. Sofía Mata en septiembre de 1999 ocupa el cargo de Jefe de la Cátedra de Microbiología de la Escuela de Medicina "Luis Razetti" de la Universidad Central de Venezuela, cargo que desempeña a cabalidad hasta septiembre de 2001. En la actualidad se desempeña como Jefe de la Sección de Micología Médica "Dante Borelli" del Instituto de Medicina Tropical, de la Universidad Central de Venezuela, cargo que desempeña desde abril de 2001, en donde procura con disciplina y dedicación, continuar con la trayectoria que ha caracterizado a esta Sección, desde su fundación hace 50 años, por el Dr. Borelli, es decir, la formación de recursos humanos, asistencia al paciente afectado de enfermedades micóticas y la investigación científica en un campo que aún en nuestros días, presenta innumerables incógnitas en cuanto al conocimiento de la epidemiología, clínica, resistencia antifúngica, diagnóstico y tratamiento de las diferentes micosis que afectan a la población de nuestros país. Es así como en los últimos años con la ayuda de un equipo bien estructurado, a pesar de la dificultades económicas por las cuales atraviesa el país, la Sección genera un número importante de publicaciones centradas principalmente en el estudio de la resistencia antifúngica, problema que se ha incrementado, notablemente en los años recientes, debido en gran parte al escaso arsenal de antimicóticos que se dispone en la actualidad y que representa un obstáculo desde el punto de vista terapéutico, principalmente en enfermedades como son la candidiasis y criptococosis en pacientes inmunosuprimidos e infectados con el virus HIV. Esto, tratando siempre de crear un clima de cordialidad, respeto entre las personas que laboran en dicha Sección a través del estímulo y reconocimiento del trabajo, disciplina, creatividad y desempeño de las mismas, como debe ser en un ámbito académico universitario. Quizás la característica más importante que vale la pena destacar en esta micólogo es su capacidad de trabajo unido al afán de la formación de recursos humanos, tan escasos en el área de esta disciplina médica.