Raúl Istúriz
Biografia elaborada por:
Oswaldo Carmona

Raúl Enrique Istúriz Arreaza nació en el Centro Médico de Caracas el 27 de agosto de 1950, apenas un quinquenio después de terminada la II guerra mundial y durante la presidencia de Carlos Delgado Chalbaud, antes de la dictadura militar de Pérez Jiménez. El primogénito de Raúl Tomás Istúriz Estévez y Lola Belén Arreaza de Istúriz, pasó una infancia de carencias económicas pero no afectivas. Desde niño fue entusiastamente encaminado a los estudios y a la vida familiar, bajo la estricta tutela de padres atentos, amorosos y con la visión de futuro para sus hijos que no tuvieron para ellos mismos. El rechazo a la dictadura y a los regímenes militares que sus padres le transmitieron duraría toda su vida. Sus estudios primarios y secundarios los realizó en el Colegio Santiago de León de Caracas, donde vigilado de cerca por Rafael Vegas su director, aprendió responsabilidad y obtuvo los conocimientos necesarios para ser aceptado en la Escuela de Medicina Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela. Después de su graduación de bachiller en ciencias cursó la carrera de Medicina, para la cual había sentido un claro llamado vocacional desde niño. Entre sus profesores de Medicina, fue muy influenciado por personalidades quirúrgicas de excelencia como Rubén Jaén Centeno y Armando Márquez Reverón, pero fueron tres médicos internistas, José Lamberti, Alberto Leamus, y Augusto León los que, sin intentarlo, le dieron a los ojos del joven estudiante el testimonio primero de la magia del diagnóstico médico y le enseñaron el carácter que tendría que forjar para prepararse para su oficio elegido, una vida de dedicación integral a los enfermos como médico internista. Hacia el final de sus estudios médicos, se casó en Caracas con María Teresa Blanco, su esposa y madre de sus 5 hijos, Mariana, María Elisa, Verónica, Raúl Alberto y María Teresa, verdaderas escuelas todos y cada uno. Su postgrado de Medicina Interna y su primer trabajo, lo hizo en los Estados Unidos en el Hospital de San Rafael, un importante centro médico de alta complejidad y competitividad, parte del complejo hospitalario de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, estado de Connecticut. El entrenamiento como interno fue muy duro. Guardias cada dos noches y fines de semana, atención a un alto volumen de pacientes, énfasis en la responsabilidad individual y masiva dedicación al estudio caracterizaron una experiencia maravillosa. Los dos años siguientes, como residente, terminaron de formarlo como internista y le permitieron pasar el exigente examen de la especialidad, el prestigioso American Board of Internal Medicine, en 1977. Su destacada actuación en el posgrado le abrió las puertas a una segunda especialización en el Hospital Universitario de Yale, las enfermedades infecciosas, una especialidad médica compleja que empezaba a desarrollarse y que no existía en Venezuela. Richard Root y Vincent Andriole fueron figuras claves, como investigadores y clínicos, maestros excepcionales. El entrenamiento en Enfermedades Infecciosas y Microbiología auspiciaba el desarrollo de proyectos de investigación en el área de la Microbiología y la Inmunología, y de docencia expresado en parte como instructor de Microbiología en Yale. Fue durante estos años formativos cuando dos hechos importantes ocurrieron, el primero, conoció en Nueva York a Manuel Guzmán Blanco y en Baltimore a Jorge Murillo, con quienes después trabajaría en Caracas en una de las asociaciones médicas más exitosas del país, y el segundo, nació la idea de desarrollar la Infectología en Venezuela. Después de un corto período como monitor del posgrado de Infectología en el Hospital Universitario de Caracas, se dedicó a la práctica de la Medicina Interna y la Infectología en el Centro Médico de Caracas y el Centro Médico Docente La Trinidad. En 1984 fundó la Sociedad Venezolana de Infectología, de la que fue su primer presidente. La hizo una especialidad aprobada por la Federación Médica Venezolana ese mismo año. Pocos años después fue Presidente de la Asociación Panamericana de Infectología y presidió además el Capítulo Metropolitano de la Sociedad Venezolana de Microbiología. Ha servido en diferentes comités científicos de las sociedades nombradas, de la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas y de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas. Es miembro honorario de las Sociedades Peruana y Chilena de Infectología. La Sociedad Argentina de Medicina Interna lo distinguió como Presidente Honorario de su congreso anual en el área de Infectología. Ha sido profesor extraordinario de la Universidad Autónoma de Guadalajara en México y Profesor Asociado en el Departamento de Medicina de la Universidad de París en Francia. Ha contribuido en la planificación, desarrollo y publicación de numerosos trabajos en relación con temas de Infectología y es editor de revistas médicas como las Clínicas de Norteamérica, Enfermedades Infecciosas Clínicas, la Revista Internacional de Infectología, la Revista Panamericana de Infectología, entre otras. Raúl Istúriz ha recibido en Venezuela múltiples reconocimientos, incluyendo las condecoraciones Orden Mérito al Trabajo en su segunda clase, y la Orden Andrés Bello en su Primera clase. Actualmente se desempeña como médico internista e infectólogo en el Centro Médico Docente La Trinidad, en donde dirige el Servicio de Infectología y el Centro de Vacunaciones del Adulto, y en el Centro Médico de Caracas donde, con Manuel Guzmán-Blanco, su socio y hermano, practica activamente sus especialidades. En su tiempo libre, estudia, escribe, y con menos frecuente de lo que quisiera, pasa ratos en la Isla de Margarita, su refugio en Venezuela. Numerosos proyectos asistenciales, de estudios, docencia y escritura de trabajos y capítulos de libros siguen en proceso al momento. Raúl Istúriz, un ejemplo, un paradigma y un modelo que sirve de norte a las jovenes generaciones de estudiantes y profesionales de la Medicina.