Carlos Palacios García
Biografia elaborada por:
Antonio León y Julieta Síger
Nace el día 9 de febrero de 1925 en la parroquia San José, de la ciudad de Caracas, el primogénito de una humilde familia a quien bautizan con el nombre de Carlos Antonio Palacios García, hijo de Don Francisco Palacios y Doña Eulalia de Palacios; ellos le inculcan que debe cumplirse en todos los actos del quehacer diario con diáfana rectitud, enseñanza que tuvo como norte y guía en su vida ciudadana. Contrajo matrimonio con Olivia Wassenaar, de cuya unión nacieron seis hijos, constituyendo un grupo familiar que supo mantener una conducta acorde con los sanos principios que él a su vez recibió.
 
Realizó sus estudios de primaria en la Escuela "Diego de Lozada", prestigioso plantel de la ciudad de Caracas y los estudios de secundaria en el Liceo "Andrés Bello", donde se destaca como excelente alumno y gran deportista. Allí recibe el título de Bachiller en Ciencias Biológicas. Debido a su desmedido amor por la fauna, decide estudiar en la Facultad de Medicina Veterinaria de la ilustre Universidad Central de Venezuela, de donde egresa en 1949 con el título de Doctor en Medicina Veterinaria. En 1950 ingresa como adjunto al Servicio Diagnóstico del Instituto de Investigaciones Veterinarias, y en 1951 es enviado al "Instituto de Investigaciones Veterinarias del Estado", Amsterdam, Holanda, en donde, bajo la sabia conducción del Dr. H.S. Frenkel, culmina sus estudios de Virología (fiebre aftosa), a los cuales dedicó sus 40 años de fructífera labor.
 
Inicia su carrera docente a partir de 1957, como profesor de la Cátedra de Enfermedades Infectocontagiosas e Higiene, Zoonosis y Legislación Sanitaria en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Central de Venezuela. En 1964 es profesor de la cátedra antes mencionada y en 1977 ingresa como profesor asociado de la asignatura Microbiología en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo. Su inclinación hacia la investigación le permite dedicar tiempo y esfuerzo en conocer los tipos de virus de la fiebre aftosa, que arruinan la ganadería venezolana, cómo preparar vacunas contra ese mal, cómo adaptar cepas de virus aftosa a los animales de laboratorio para modificar su patogenicidad y conservar su antigenicidad, uso de virus inactivado como agentes vacunales. Esta dedicación a la investigación le permitió publicar más de 50 trabajos científicos que señalan su formación integral y permitieron evaluar no solamente su calidad como virólogo, sino también sus características de líder en la organización y administración de instituciones de investigación, procesos de formación de personal técnico y científico y política de investigación para el desarrollo de la salud agropecuaria nacional y latinoamericana.
 
Al paso indetenible del tiempo es jubilado por el Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias como Investigador V, máximo escalafón alcanzable, pero sería incompleta esta semblanza si no enumeramos algunos de los cargos que en su dilatada trayectoria desempeñó el ilustre doctor, mejor amigo y maestro don Carlos Palacios García. Con un orden cronológico algo arbitrario digamos que fue jefe de la Sección de Investigaciones de la División de Investigaciones Veterinarias del MAC; director del Centro de Investigaciones Veterinarias; director del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa; director del Programa de la Organización Panamericana de la Salud en Río de Janeiro, Brasil; director del Instituto Nacional de Higiene "Rafael Rangel" del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social; director del Centro Nacional de Investigaciones Veterinarias CENIAP-FONAIAP. Fue miembro de la Comisión Evaluadora del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa, del Consejo Nacional de Investigaciones Agrícolas CONIA; asesor técnico de don Ricardo Sevane, vicepresidente del Perú, en misión encomendada por la Oficina Sanitaria Panamericana y la Organización de Estados Americanos para el Programa Continental de Lucha Contra la Fiebre Aftosa; miembro principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT); miembro del Comité Asesor Científico del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa OPS/OMS; miembro del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la Universidad Central de Venezuela; asesor permanente del Instituto Nacional de Higiene; miembro del Comité Permanente de Investigaciones de la Comisión Sudamericana para la lucha contra la Fiebre Aftosa (COSALFA); miembro del Comité Asesor Científico del Centro Panamericano de Zoonosis (CEPANZO) OPS/OMS; miembro de la comisión designada por el Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas (IICA) para la evaluación continental de los laboratorios de diagnósticos. Su dilatada trayectoria como microbiólogo ha sido reconocida y premiada a través de una serie de distinciones recibidas en su ya comentada hoja de servicio, por la cual posee la Orden del Libertador en su 5ta Clase (Grado de Caballero); Orden "José María Vargas" en su 1ra Clase (Corbata); Orden "Andrés Bello" en su 2da Clase (corbata).
 
Falleció el 10 de agosto de 1997. Esta apretada biografía del Dr. Carlos Antonio Palacios García quedaría incompleta y sin sentido si no finalizara haciendo mención de dos virtudes que acompañaron su alto espíritu humanitario, aunado al concepto de amistad que profesó como su evangelio y que le permitió ser ejemplo y luz de todos los que por alguna circunstancia estuvieron cerca de él, y la segunda, su condición de maestro que llevó como un apostolado, al cual dedicó su tiempo y abarcó su vida pública y privada porque su meta fue servir a su patria, a su familia, a sus amigos y a su Microbiología.